Buscar entradas

domingo, 23 de diciembre de 2007

Tabaski


Este viernes pasado fui a una Tabaski. La Tabaski es una fiesta musulmana que conmemora el sacrificio de Abraham (Ibrahim), ya sabéis, lo de que Dios le dijo que sacrificase a su hijo Isaac (Ismail), pero que en el último momento de dijo "¡para!". Bueno, según los musulmanes, no le dijo que parase, sino que Ibrahim, para no ver morir a su hijo se puso una venda en los ojos mientras lo sacrificaba, y cuando se la quitó se encontró con que Ismail estaba vivo porque Dios había puesto en su lugar un carnero, que era lo que realmente había matado. Así que cada año (año musulmán, que es un año lunar, y dura 336 días, 12 ciclos lunares de 28 días cada uno), el décimo día del décimo mes lunar, se celebra el acontecimiento sacrificando cada cabeza de familia un carnero, y la fiesta consiste básicamente en comer carnero hasta caerse sentado.

A mí me invitó mi amigo Tamsir, un senegalés que trabaja como portero en una joyería junto a mi casa por delante de la cual paso cada día varias veces. Tamsir es un tío muy simpático y abierto. Al principio, cada vez que pasaba me decía algo de pasada, un simple buenos días hoy, un cómo te llamas mañana, un de dónde eres al otro día... a lo tonto a lo tonto le fui cogiendo confianza y cariño, aunque no sin antes dejarle claro que "no vamos a ser más que amigos". Estaba empeñado en invitarme a comer a su casa, pero nunca había aceptado, y de hecho le había dicho claramente que no quería ir porque no tenía claro si él había entendido que "no vamos a ser más que amigos". Él se parte de la risa conmigo, debe de ser divertido ver como alguien que casi no habla tu idioma te da calabazas. Un día se hizo el ofendido porque no quería nada con él "más que amigos", me dijo que no, que el me quería y que solo amigos no era suficiente. Al día siguiente me dijo algo así como "vale, me caes guay, acepto ser solo amigos". Me invitó alguna vez más a comer, aclarándome para que confiase en él que estaría su mujer y que no la quería ofender, así que no tenía nada de qué preocuparme, pero todavía no le había aceptado nunca.

Tamsir, con su mujer Jatou y su hijo Mamadou, que estaba el pobre con la dentición.

Y el otro día me invitó a la Tabaski. Lo dudé un poco, pero como como la Tabaski es una al año, una de las mayores fiestas en Senegal, que seguramente no vuelva a tener ocasión de verla, que era el 21 y el 20 se marchaba todo el mundo a España así que tampoco tenía otro plan, y que también ya me parecía hasta feo denegarle siempre todas las invitaciones que me hacía de buen rollo y sin molestarse porque le decía siempre no, pues acepté.

Él vive en Rufisque, un pueblo que está a unos 30 kilómetros de Dakar. Para asegurarse que no me perdía, vino él mismo a buscarme por la mañana y fuimos en taxi, que pagó él, como anfitrión, a pesar de que está bastante claro que tiene menos posibles que yo. Esto significa que el buen hombre invirtió en invitarme más de dos horas y algo así como el 2.5% de su sueldo para el taxi (como 25€ para un mileurista).

Al llegar a su casa, ya estaban los carneros muertos, me dio un poco de rabia no haber presenciado la propia matanza, pero bueno, no hay que ser tan morbosa. La fiesta es tema muy familiar y tranquilote, un poco como si una familia española te invita a la comida de Navidad, sólo que la única comida es el mouton (carnero), preparado de varias formas, yo lo probé a la brasa y en salsa. Me gustó bastante, lo malo que me sentó un poco mal y el sábado estuve a punto de poner la tele en el cuarto de baño. Está claro que mi estómago de Toubab es todavía demasiado delicadito para estas experiencias. Lo pasé bien, aunque quizás esperaba más FIESTA, en plan djembés y así, que por el YouTube he visto que hay quien lo hace, pero claro, eso depende de la familia, tampoco todos los cristianos cantamos villancicos en Navidad. Y lo que estuvo guay fue poder pasar el día con una familia senegalesa sin sentirme demasiado "intrusa", la verdad es que me sentí como si fuera de la familia, y eso ya vale mucho.

La familia
Té senegalés.

7 comentarios:

rubitins dijo...

Que bien, Pepi, que vivas momentos asi. Al fin y al cabo lo importante es empaparse de las costumbres y las fiestas del pais, y no solo estar "de pasada", como si estuvieras en Medina del Campo, igual.
Besos!
Ruben.

TXIQUI dijo...

Quien no se parte de risa contigo?? dime a alguien senegales o esquimal que no se parta de risa.. vamos!! Me alegro mucho por ti.. pero .. pero.. tambien .. despues tiene que ser muy triste irte de ahi.. (si es que no te acabas quedando..) y no verlos tan a menudo. Jolines.. que guapisima es la mujer de tu amigo.. , el tampoco esta nada mal, pero lo que mas me gusta es ese pequeñin que tienen!!! Uyyyyy que ricoooooooooooooo!!! Que envidia de solecito, mmmm con el frio que estamos pasando por aqui.. ufff

TXIQUI dijo...

Y por dios.. como es que quieres ver la matanza?? aunque sea una fiesta religiosa o la celebracion de la primavera.. me da lo mismo!! Yo creo que lo pasaria mal siendo musulmana.. no me gusta nada el cordero.. tampoco es que me guste demasiado las otras carnes.. pero el cordero.. estaria a dieta de verduras todo el año.. que bien.. ahora que lo pienso quiza me haga musulmana..

TXIQUI dijo...

Y otra cosa, antes de irme definitivamente.. tendre que enviarte dinero.. o te lo doy cuando te vea.. pero yo quiero que me compres ropita de esa que usan ahi.. esas chilabas o como se llamen.. y que me traigas semillas (prometo no hacer propagacion por esquejes, ni nada de eso.. lo prometo) Si eso te mando dinerito por paypal...

mutawakil bin al farsi dijo...

Una serie de aclaraciones, ya que habláis de empaparos de costumbres locales, porque me parece que o no poreguntastéis mucho o escuchastéis menos...
Primero: no se dice UNA tabaski; el Tabaski es el nombre de un día concreto del calendario, no se va a una tabaski ni a dos ni tres, ni el tabaski es la fiesta, sino el día.
Segundo: sólo se llama tabaski en wolof; en árabe se llama EID AL KABIR o EID AL ADHA. Vamos que la fiesta musulman no se llama tabaski, se llama eid al adha.
Tercero: el año musulmán no tiene 336 días, sino 354 (o 355, según los años).
En fin, no escribo esto por ser molesto, pero como afirmabáis querer conocer las costumbres locales me permito hacer estas pequeñas aclaraciones.

Jordi dijo...

Hola Pepi.
Es com tu dices, una pasada, mi mujer es senegalesa y aunque vivimos y trabajamos en Barcelona si podemos cada año bajamos para la Tabaski (siempre que caiga entre Noviembre y Febrero) ya que en la temporada humeda es imposible bajar al tropico para un chico como yo, no llevo muy bien el calor con humedad, je je je.
Este año ya tenemos los billetes de avión para estar en la fiesta con la familia, senegal es un pais que todo el mundo tendria que visitar alguna vez en la vida.

Pepa dijo...

Gracias Jordi! Qué envidia! Yo ya hace un par de años que he vuelto de Senegal y lo echo de menos, pero ahora mismo no tengo posibilidad de volver. Pasadlo muy bien!!!